Seguidores

domingo, 27 de abril de 2014

Amores de serie B.

Lo nuestro no fue un amor de películas de Hollywood.
No rompíamos la vida en mil pedazos por amor
ni nos fugábamos en secreto a otro país
ni saltábamos los edificios de la ciudad de Nueva York.

Nunca estuvimos nominados a la mejor película de acción
ni a los mejores actores de reparto,
pero siempre a la mejor drama y caracterización.

No fuimos una historia fácil
y siempre nos despedazaron en temporadas.
En estaciones.
Unas veces las del tiempo, y otras tantas las de tren.

Éramos como un amor de primera guardado en el fondo de una caja de serie B;

Un amor sin título conocido,
sin guión determinado.
Un amor de pocos espectadores
de baja audiencia
y mínimas recaudaciones.

Un corto demasiado largo.
Una puerta de entrada sin ninguna salida.
Un rompecabezas para cualquier director.
Un suicidio económico para cualquier cinematográfica.

Así fuimos nosotros. Ese algo por lo que nadie apostó.
Esa nada por la que yo arriesgué.
Y ese todo que perdí.





Pero ya ves, hay veces que me sigo acordando de ti, de tus rarezas,
y de lo mucho que me gustaban las películas francesas.


3 comentarios:

  1. Dos cuerpos - Octavio Paz

    Dos cuerpos frente a frente
    son a veces dos olas
    y la noche es océano.

    Dos cuerpos frente a frente
    son a veces dos piedras
    y la noche desierto.

    Dos cuerpos frente a frente
    son a veces raíces
    en la noche enlazadas.

    Dos cuerpos frente a frente
    son a veces navajas
    y la noche relámpago.

    Dos cuerpos frente a frente
    son dos astros que caen
    en un cielo vacío.

    ResponderEliminar
  2. Y apostaste, a pesar de todo y contra todos lo hiciste por eso mismo espero que los recuerdos que te traiga esta historia no estén asociados con el dolor, sino con una sonrisa melancólica, llena de orgullo por todo lo que luchaste por tus sentimientos, ya que no todo el mundo tiene la valentía suficiente para hacer lo que tu hiciste y es algo que debes reconocerte.

    ResponderEliminar

Entradas.