Seguidores

miércoles, 30 de octubre de 2013

Precipicios.

Me arañan las paredes en las noches que no estás.
Me arañan las pestañas al no saber si es sueño o realidad,
el si aparecerás,
el dónde estarás,
o si el frío también te habrá preguntado esta noche de sorpresa por mí.

Como alguien que quiere despertar cuando aún
ni si quiera ha cerrado los ojos,
llamando complejidad a que dos vidas se crucen,
con lo bonito que es llamarlo
casualidad.

Lo fácil de dos cuerpos que saben que a veces,
hace falta que dos corazones se rompan 
para entender que rotos es la mejor forma que tienen de
encajar.

Lo difícil de dos vidas que no saben muy bien dejarse llevar.
De dos pasados distintos,
pero con el mismo miedo a ponerse delante del precipicio
con la intención de
saltar.

La complicidad de unos ojos que ya saben de la vida,
lo que unas manos de cuerpos ajenos y sábanas de alquiler,
y lo que un corazón de
parches,
caidas,
y salidas de emergencia.

El aceptar que te haces mayor y que la facilidad de hace unos años
ya no la encuentras en ningunos ojos,
sólo en besos por contrato,
y caricias a corto plazo.
El como se cambian lo díficil de amar, por lo fácil de desconfiar.

Pero como ya escriben por ahí, hay personas que, como tú,
brillan
sin ser estrella,
pero también silencios que separan
sin la necesidad de ser
kilómetros.

Corazones que tiemblan
sin ser capaces de ver que es necesario
temblar
para volver a apreciar el calor de quien quiere arroparte ahora que vuelve a
llegar el invierno.

Que aveces hace falta ponerse delante del precipicio para entender ciertas cosas.

Como las camas que gritan la vuelta de unas
manos seguras,
el enredo de unas piernas que
vengan,
estén,
y se queden para que no vuelvan a arañar las paredes en las noches que no estás.

Aunque me arañe más pensar,
                           que nos estemos dejando de intentar.
                                       



4 comentarios:

  1. En mi opinión, es de lo mejor que has escrito. Maravilloso.

    ResponderEliminar
  2. No es cuestión de que el texto sea hermoso, que de lo que escribes sea realmente increíble o que la manera de hacerlo sea verdaderamente impagable.. Es que esto es un verdadero tesoro, uno de esos que deberían ser protegidos para que perdurasen de verdad. Me encanta

    ResponderEliminar
  3. Hola que tal ♥
    tus escritos son muy buenos me encantaria que te pasaras para compartir un poco mas y estar en comunicación de escritora a escritora *w* besos y felicitaciónes por tu bello y encantador blog ♥

    ResponderEliminar

Entradas.