Seguidores

sábado, 27 de agosto de 2011

Es el tiempo más corto cuando se va deprisa, y sin frenos.

-De pequeña me encantaba pintarme los labios de rojo con el pintalabios secreto de mi madre, liarme el mantel rosa al cuerpo, mirarme al espejo y decirle a mi madre que era como una princesa...
-Sigues siendo como una princesa.
-No. Mi madre tiró el mantel...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas.